Datos del libro

Francisco de Goya, Henri Rousseau y Van Gogh Morata, José / Eguiluz, Inge

  • Editorial: EDITORIAL SAURE
  • Materia: LIT.INFANTIL Y JUVENIL
  • Materia: COMIC
  • Colección: UNA MANO TENDIDA
  • EAN: 9788417486396
  • Encuadernación: Rústica
  • Páginas: 100
  • Tamaño: 22x29 mm.
19,90 €

¿Y si aprender Historia del Arte, fuese cosa de niños?

  • En este cómic lleno de humor e imágenes, se pretende cautivar al lector sobre la Historia del Arte
  • Las historias de artistas como Henri Rousseau, Vincent Van Gogh o Paul Gauguin se reinterpretan en viñetas

Sinopsis

Cuando estudiaba Bellas Artes, teníamos un profesor de Historia del Arte, D. Francisco Javier San Martín, al que todos apreciábamos y cuyas asignaturas nos disputábamos año tras año porque tenía una manera de narrarnos la Historia del Arte tan amena y tan atractiva, que hacía que estudiar pareciese un juego de niños.
Como pasa con las matemáticas en la escuela, o con cualquier materia supuestamente difícil de asimilar, si el profesor tiene la virtud de atrapar la atención del alumno, la mitad del camino está recorrido.
De ahí el interés de contar la Historia del Arte a través de un cómic.
El cómic obliga a sintetizar la información y aporta el atractivo de la representación gráfica de la historia que narra. Si añadimos a esta fórmula un toque humorístico, creo que el resultado es una manera muy atractiva de provocar interés por la Historia del Arte.

Autor

Inge Eguiluz

Nació en Bilbao en 1978, pero desde entonces ha vivido en la isla de El Hierro, en Vitoria-Gasteiz, en Bogotá, en Sydney y en París. Licenciada en Bellas Artes, hija de un artista y una maestra de escuela. En 2012, a causa de la crisis económica en España, recogió sus bártulos y puso rumbo a Francia. En la actualidad trabaja en la Embajada de España en París y en su tiempo libre sigue dibujando, escribiendo y haciendo fotos.

Moratha Cómic

Autor de cómic darocense nacido en 1970 (eso dice que le dijeron).
Tras más de 25 años dedicándose a dibujar mañana tarde y noche, se dio cuenta que hacer monigotes no se le daba nada mal y decidió dedicarse a ello profesionalmente.
Es autor de una extensa obra en la que predominan los temas históricos, siempre bien caracterizados por un gran sentido del humor y del tratamiento de los colores.
Así fue como lanzó su carrera hasta el estrellato, publicando álbumes sin parar, yendo a más ferias que el gaitero, dedicando todos los tebeos que podía aunque su firma no sirva más que para firmar la hipoteca.
En la actualidad, tras 25 álbumes, su trayectoria está más centrada en los cómics de temática histórica, pero no por eso ha dejado de hacer otro tipo de tebeos más gamberros como la saga de Mariano "el porrero medieval" y colaborar en montones de revistas y fanzines.