Datos del libro

Mamá, he visto al abuelo! Borotau Castro, Teresa

  • Editorial: ISTHAR LUNA SOL
  • Materia: ESPIRITUALIDAD
  • Colección: SIN COLECCION
  • EAN: 9788412444971
  • Encuadernación: Rústica
  • Páginas: 428
  • Tamaño: 140x215 mm.
18,95 €

“Un testimonio valiente sobre comunicación con los seres fallecidos y el desarrollo de las capacidades extrasensoriales con pautas para utilizarlas y gestionarlas equilibradamente.“

  • Este libro explica, a través de la experiencia de la autora, el descubrimiento de la posibilidad de comunicación con los seres fallecidos, la canalización espiritual y el desarrollo de la sensibilidad y las capacidades extrasensoriales.
  • Ofrece una visión menos trágica sobre la muerte, desmitifica el llamado “don” y aporta numerosos ejemplos de personas corrientes que han tenido una experiencia de contacto. Normaliza estos hechos dándole un sentido útil y práctico.
  • Sirve como inspiración para aquellas personas sensibles y sensitivas que no se atreven a mostrar esa faceta de sí mismas.

Sinopsis

Muchas personas reciben la visita de sus familiares y amigos fallecidos, otras tienen premoniciones, sueños lúcidos, visiones, experiencias cercanas a la muerte o sienten energías que no saben cómo catalogar, pero pocas se permiten compartir estas experiencias y, aún menos, profundizar en su naturaleza sensitiva. El resultado es un profundo sentimiento de soledad, incomprensión y aislamiento. Teresa Borotau fue más allá de su primer contacto y, a pesar del miedo, se abrió a lo que era: una intermediaria entre diferentes planos de realidad. Un apasionante proceso de transformación, ayudándonos a normalizar estos hechos y a reconocer aquello que somos. Gracias a su experiencia, puede compartir numerosos testimonios y casos reales en los que lo extraordinario se vuelve parte de lo cotidiano.

Autor

Teresa Borotau Castro

Nació en Barcelona en 1966. Filóloga y arpista de formación, se ha dedicado durante más de veinticinco años al mundo de la educación y a la interpretación musical. En 2011 obtuvo el Premio Cataluña de Educación por el proyecto educativo que lideraba. Su vida cambió de forma radical a los cuarenta años cuando descubrió que tenía la capacidad de canalizar. Gracias a su experiencia de contacto con la «realidad sutil», desde el año 2017 dirige su propia Escuela de Sensibilidad, atiende en consulta terapéutica desde 2014 e imparte conferencias para ayudar a personas sensibles y sensitivas a gestionar sus capacidades. Tiene 5 libros publicados y continúa su obra literaria.